miércoles, 9 de diciembre de 2009

Resentencia en Miami: Ramón, 30 años; Fernando, 17 años y 9 meses


Una jueza federal de Miami, al sur de Estados Unidos, resentenció este martes a Ramón Labañino, uno de los cinco luchadores antiterroristas cubanos, a 30 años de cárcel, mientras que Fernando González recibió una condena de 17 años y 9 meses.

Ramón había recibido una condena inicial de cadena perpetua más 18 años. Fernando tuvo una condena anterior de 19 años.

Según informaron medios de prensa norteamericanos, la jueza Joan Lenard aceptó el pedido de reducción de pena presentado por los abogados de Ramón, tras considerar que el castigo a cadena perpetua era, en efecto, “indebidamente duro”.

Presos desde 1998, los cinco antiterroristas cubanos, Fernando González, Antonio Guerrero, Gerardo Hernández, René González, y Ramón Labañino, comparecieron por primera vez en noviembre de 2000 a juicio ante el tribunal de Miami presidido por la jueza Joan Lenard.

Lenard anunció la nueva sentencia para Ramón, quien, junto con los otros cuatro luchadores, cumplió el pasado 12 de septiembre, 11 años de cárcel injustificada.

LEER MÁS

Declaración de Antonio, Fernando y Ramón sobre la Resentencia

Queridos hermanos y hermanas de Cuba y el mundo:

Ya hemos cumplido más de 11 años en prisión sin que se haya hecho justicia en ninguna de las instancias del sistema judicial estadounidense.

Tres de nosotros fuimos trasladados a Miami para ser re-sentenciados cumpliéndose una orden del Onceno Circuito de la Corte de Apelaciones de Atlanta, que determinó que nuestras sentencias habían sido erróneamente impuestas.

Nuestro hermano Gerardo Hernández, quien cumple dos cadenas perpetuas más 15 años en prisión, ha sido arbitrariamente excluido de este proceso de re-sentencia. Su situación continúa siendo la principal injusticia en nuestro caso. El Gobierno de Estados Unidos conoce la falsedad de las acusaciones contra él y lo injusto de su condena.

Este ha sido un proceso complejo, muy discutido en cada detalle, en el que participamos junto a nuestros abogados. No cedimos ni un ápice en nuestros principios, decoro y honor, defendiendo siempre nuestra inocencia y la dignidad de nuestra Patria.

Al igual que al momento de nuestro arresto y en otras ocasiones durante estos largos años, ahora también hemos recibido propuestas de colaboración del gobierno de Estados Unidos a cambio de obtener sentencias más benévolas. Una vez más rechazamos tales propuestas, algo que jamás aceptaremos bajo ninguna circunstancia.

En los resultados de estas audiencias de re-sentencia está presente la labor del equipo legal y la indestructible solidaridad de todos ustedes.

Como hecho significativo el gobierno de Estados Unidos, por primera vez después de 11 años, se vio obligado a reconocer que no causamos daño alguno a su seguridad nacional.

También por primera vez la fiscalía reconoció públicamente la existencia de un fuerte movimiento internacional en apoyo a nuestra inmediata liberación que afecta la imagen del sistema judicial de los Estados Unidos ante la comunidad internacional.

Se confirma una vez más el carácter absolutamente político de este proceso.

Nos castigan a los cinco por acusaciones que jamás han sido probadas. Aunque tres sentencias fueron reducidas parcialmente, la injusticia se mantiene con todos.

Los terroristas cubano-americanos continúan disfrutando de total impunidad.

Reiteramos: ¡Los cinco somos inocentes!

Nos sentimos profundamente conmovidos y agradecidos por la permanente solidaridad que nos brindan, tan decisiva en esta larga batalla por la justicia.

Junto a ustedes continuaremos hasta la victoria final, que solo será conquistada con el regreso de los cinco a la Patria.

Antonio Guerrero
Ramón Labañino
Fernando González

Miami, 8 de diciembre de 2009

LEER MÁS

jueves, 2 de julio de 2009

Carta de los Cinco a Manuel Zelaya: “El pueblo de Honduras vencerá”

28 de junio de 2009

Querido compañero Manuel Zelaya, único y digno presidente constitucional
de Honduras:

Con profunda indignación se han estremecido nuestras cinco celdas ante
la brutal acción golpista en su patria, reminiscente de un pasado aún
fresco en la memoria histórica centroamericana.

Pareciera que el siniestro esquema fracasado en Caracas y aplicado luego
con éxito en Haití busca ahora, con su ensayo en Mesoamérica, revertir
la inevitable tendencia histórica de nuestros pueblos hacia la
superación de sus esquemas neocoloniales. Hoy toca al pueblo de
Honduras, bajo su digna conducción y en una América que ya no es la
misma, el honroso reto de sepultar para siempre al gorilismo, como
instrumento de trasnochadas oligarquías reaccionarias para las que
patria es sinónimo de mezquinos privilegios.
Como usted, conocemos por experiencia propia de la brutalidad del
despertar bajo asalto armado, de la extracción a medio vestir de
nuestros hogares, de la mezquindad de usar el poder judicial para
justificar el crimen, del empleo de la amenaza para exigir la
claudicación, y del más descarnado uso de la mentira en función de
perversos fines.

Conocemos también del ánimo que infunden la oportuna expresión combativa
de una hija, o la incondicional adhesión de la familia, o el clamor de
la solidaridad universal, o el cariño incomparable de todo un pueblo.
Identificados con su postura digna, reflejo de su superioridad moral
sobre los usurpadores, le extendemos, desde las prisiones imperiales que
en 10 años no han podido encerrar nunca nuestra dignidad de
revolucionarios cubanos, las expresiones de nuestro incondicional apoyo
y la seguridad de que su pueblo, armado de su decencia y de su amor a la
justicia, también vencerá.

Un fuerte abrazo de los Cinco.
Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René

LEER MÁS

viernes, 1 de mayo de 2009

Los 5 presentes en el desfile por el Día de los Trabajadores



LEER MÁS

martes, 21 de abril de 2009

Entrevista a Gerardo Hernandez

Esta conversación tuvo lugar el 1 de abril de 2009. Nuestro equipo de grabación recibió permiso del Departamento de Justicia para hablar con el “preso” con la presencia de de un guardia de seguridad en el cuarto. Antes de su detención en 1998, Gerardo Hernández dirigía las operaciones de los demás agentes de seguridad del Estado cubano que se infiltraron en grupos violentos en el área de Miami, con el propósito de detener sus ataques terroristas contra sitios turísticos en Cuba. Tomamos notas detallada y cuidadosamente.

¿Cuál era su misión y porqué?

En EEUU en general, y específicamente en Florida, muchos grupos organizaban y perpetraban actos terroristas en Cuba. Nosotros estábamos recolectando información sobre Alfa 66, los Comandos F-4, la Fundación Nacional Cubano Americana y los Hermanos al Rescate. Han pasado muchos años y espero que no se me haya olvidado nada, pero creo que esos fueron los principales grupos en los que estábamos trabajando (infiltrados).

¿Qué aprendió a través de su infiltración?

Lo primero que me impresionó fue la impunidad con la que operaban estos grupos, violando las propias leyes de EEUU: las Leyes de Neutralidad (de 1790) que disponen que ninguna organización pude utilizar suelo estadounidense para cometer actos terroristas contra otro país.

En el caso de Alfa 66, los agentes tomarían una lancha rápida y dispararían contra objetivos a lo largo de la costa cubana. Cuando regresaban a Miami, organizaban una conferencia de prensa y declaraban abiertamente lo que acababan de hacer.

Y si alguien preguntaba, “oiga, ¿esto no viola las Leyes de Neutralidad?”, ellos respondían, “en realidad no, porque primero fuimos a uno de los cayos en algún lugar del Caribe y después fuimos a Cuba. Técnicamente, no partimos de Estados Unidos”. Hacían esto públicamente y ninguna agencia estadounidense pedía responsabilidades.

¿En qué años?

Esto ha estado ocurriendo desde 1959. Personalmente, empecé a lidiar con esto en los años 90. Desde que estoy aquí, en la prisión de Victorville (California) hace tres años, creo que en 2005 detuvieron a un cubano en este mismo condado con un arsenal, todo tipo de armas en su casa. Y lo primero que dijo fue: “bueno, soy miembro de Alpha 66 y uso estas armas en la lucha por la liberación de Cuba”. Ésa fue su defensa.

¿Los Cinco Cubanos eran todos voluntarios? ¿Cómo se prepara uno para infiltrarse en un grupo enemigo en un país enemigo? ¿Y después actuar como si fueras enemigo de tu país y amigo de ellos?

Sí, todos voluntarios. En mi caso, no soy un militar de carrera. Estudié para diplomático. Me tomó seis años completar mi carrera en Relaciones Políticas e Internacionales. Después fui a Angola, como parte de una misión internacional voluntaria. Y mientras estaba en Angola parece que llamé la atención de los servicios de inteligencia cubanos y al regresar se me acercaron con esta misión. Dijeron, “sabemos que estudió para diplomático, pero usted sabe que nuestro país padece una situación determinada por esos grupos terroristas que vienen de la Florida a cometer todo tipo de crímenes y necesitamos que alguien vaya allí y cumpla esta misión”.

Pude haberles dicho “no, estudié diplomacia, quiero ser diplomático”, pero los cubanos, los que crecimos con la Revolución, sabemos que durante los últimos cincuenta años nuestro país ha encarado casi un ambiente de guerra. En Cuba, el que no conoce personalmente a una víctima de terrorismo, sabe del avión que explotó sobre Barbados y mató a 73 personas (octubre de 1976). ¿Quién no sabe acerca de la bomba (en 1997) que mató a Fabio di Selma (un turista italiano hospedado en el habanero Hotel Copacabana, detonada por un salvadoreño que afirmó que lo había contratado Luis Posada), por mencionar sólo un par de ejemplos? Hubo una guardería infantil que los contrarrevolucionarios incendiaron con un tanque de gas. Estos hechos forman parte de la conciencia cubana. Entonces les dije a los oficiales de inteligencia, “Sí, estoy preparado para cumplir esta misión”.

¿Cómo lograron infiltrarse en esos grupos? ¿Cómo convencieron a gente como José Basulto (dirigente de Hermanos al Rescate), por ejemplo?

Para los cubanos, en este país todo está conectado. Los cubanos en Estados Unidos tienen grandes privilegios, privilegios que no tiene ningún otro ciudadano en el mundo. Los cubanos pueden llegar por cualquier vía, incluyendo pasaportes falsos, y lo único que tienen que decir es “vengo en busca de libertad”, e inmediatamente Estados Unidos les da todos los documentos que necesitan. Así, en el caso de Basulto, por ejemplo, uno de nuestros colegas que se infiltró en los Hermanos al Rescate originalmente había “robado” un avión de Cuba. René (González, otro de los Cinco Cubanos) voló en su avioneta hasta aquí y, como de costumbre, lo recibieron como a un héroe. Recibió muchas atenciones y luego se unió a los Hermanos. Su trabajo era recolectar información sobre esa organización.

Si me pregunta cómo, yo diría que usamos como métodos para la infiltración los mismos privilegios que reciben todos los cubanos cuando llegan a este país; incluso los que secuestraron a otros con ellos, que han secuestrado aviones, o que han puesto una pistola en la cabeza del piloto. Observe a personas como Leonel Matías, que (en 1994 secuestró un bote en Cuba y mató a un oficial naval en el proceso) asesinó a alguien en un bote, llegó aquí en ese bote, con esa pistola e incluso se descubrió el cadáver. Pero a pesar de todo esto, no tuvo que enfrentarse a ningún proceso en el sistema de justicia estadounidense. A esas personas se les perdona automáticamente. Entonces, usando precisamente este tipo de ventajas conseguimos introducirnos a cierto nivel en esas organizaciones.

Cuando menciono a los Hermanos al Rescate, algunos pensarán, “ésta es una organización humanitaria que rescató balseros”. Al contrario, si sus actividades se limitasen a rescatar balseros no tendrían problemas con las autoridades cubanas. Lo que la gente no conoce es que José Basulto, cabeza de esa organización, posee un largo historial terrorista. Fue entrenado por la CIA y se infiltró en Cuba en los 60. En 1962, llegó a Cuba en una lancha rápida y disparó contra la costa cubana, incluyendo un hotel. Hasta Basulto, con esta historia conocida, no tenía problemas mientras limitaba sus acciones a rescatar balseros. En 1995, sin embargo, Estados Unidos y Cuba firmaron acuerdos migratorios especificando que los botes interceptados en el mar no se llevarían a Estados Unidos, sino que se devolverían a Cuba. En ese momento, la gente dejó de contribuir con dinero a Basulto y a su organización porque dijeron, “¿para qué vamos a dar dinero a la organización de Basulto si cuando llame a la guardia costera, simplemente van a devolver a los balseros a Cuba?” Basulto, al ver que su negocio estaba en peligro, inventó esta intrusión (en 1995) del espacio aéreo cubano como manera de que la gente le siguiera donando dinero. Presentó esta evidencia en nuestro juicio. Si la prensa no ha querido poner mucha atención a esto, bueno, no quieren tocar tal material, no les incumbe. Me refiero a los medios de comunicación corporativos. Los documentos muestran enteramente cómo Basulto y los Hermanos al Rescate probaban armas artesanales para introducirlas a Cuba.

Cuando Basulto testificó en nuestro juicio (2001), nuestros abogados le preguntaron qué pretendía hacer con todas esas armas. Todo está en la grabación del juicio, aunque nadie quiere prestarle atención. La gente tiende a hablar de los Hermanos al Rescate como si fueran una organización humanitaria, omitiendo la parte sobre el terrorismo; de la misma manera que omiten el hecho de que el FBI también se infiltró en esa organización. El FBI tenía a alguien dentro del grupo dándoles información sobre las actividades de los Hermanos. ¿Por qué iba a penetrar el FBI en una organización humanitaria?

LEER MÁS

martes, 3 de marzo de 2009

Abogados estadounidenses exigen libertad para los Cinco

Representantes del Gremio de Abogados de los Estados Unidos expresaron hoy, en La Habana, su solidaridad con los cinco héroes cubanos presos desde hace una década en cárceles norteamericanas por evitar acciones terroristas contra la Isla.

Dean Hubbard, miembro de la mencionada organización, se pronunció por la inmediata e incondicional liberación de esos luchadores antiterroristas, al intervenir en el III Encuentro Internacional de los Abogados Laboralistas inaugurado este lunes en el Hotel Nacional de Cuba.

Ante más de 160 delegados, en nombre de su asociación Hubbard expresó que no dejarán de luchar hasta lograr la total liberación de Los Cinco y el regreso a su Patria.

El abogado norteamericano igualmente rechazó el criminal bloqueo económico, comercial y financiero mantenido por Estados Unidos contra la Isla desde hace casi cinco décadas.

La jornada inaugural la presidieron Joaquín Bernal, vicejefe del Departamento de Organización del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Tito Palma Caicedo, viceministro de Trabajo y Empleo de Ecuador, y otros dirigentes de organizaciones de abogados y juristas cubanos.

Abogados laboralistas de varias naciones debatirán hasta mañana los efectos de la crisis económica frente al sector del trabajo y la representación sindical, y la protección de los derechos laborales y sociales de los trabajadores frente a los embates de la crisis económica mundial.

El encuentro acoge a juristas y representantes sindicales de las naciones mencionadas y de Argentina, Colombia España, Inglaterra, México, Brasil y Costa Rica.

Lo auspician la Asociación Americana de Juristas y la Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas, junto a la Unión Nacional de Juristas de Cuba y la Secretaría América de la Federación Sindical Mundial.

LEER MÁS

Libertad para Los Cinco y fin del bloqueo piden en Corea

Choe Tae Bok, Presidente de la Asamblea Popular Suprema de Corea Democrática, se solidarizó con el pueblo cubano en su lucha contra el bloqueo de EEUU y por la liberación de los Cinco antiterroristas cubanos injustamente encarcelados en prisiones estadounidenses.

Durante una velada en la Embajada de Cuba en Pyongyan, por las festividades coreanas de febrero, significó el dirigente que el país antillano permanece imbatible 50 años después, pese a todos los planes agresivos de EE.UU.

Luego de asegurar que Cuba es ejemplo e inspiración para los pueblos del mundo, expresó su satisfacción por los éxitos que ha logrado la nación caribeña en la recuperación por los daños que ocasionaron los huracanes que azotaron al país en el 2008

De acuerdo con una nota de la página digital del MINREX, el dirigente significó que Cuba y la República Popular Democrática de Corea siempre están y estarán en la misma trinchera de lucha, ya que enfrentan a los mismos enemigos.

Al acto asistieron también el Ministro de Relaciones Exteriores, Pak Ui Chun, el de Educación y Presidente del Comité de Solidaridad con Cuba, Kim Yong Jin, el Presidente del Comité de Relaciones Culturales con el Extranjero, entre otros altos dirigentes.

LEER MÁS